r: correspondencia ajena

[Epistolar] Correspondencia ajena 1

14:57
Emisor: Una chica que se enamora de un chico al que suele ver en el autobús. Receptor: El chico.



Chico de la chamarra roja, 
Autobús de la ruta 15. 


Querido chico del autobús:

Te veo cada mañana en el autobús, en cualquiera de los asientos libres del fondo. No creo que tú me veas, siempre vas absorto con el libro en turno, con la mochila de un lado e invariablemente, con alguna prenda roja. Sé que tu color favorito es el rojo y que te gustan los libros de misterio. 

¿Por qué te escribo esto? Tal vez no lo recuerdes, pero en una ocasión me miraste, me agarraste del brazo y evitaste que cayera cuando el autobús frenó de pronto. Me miraste con esos ojos chocolate y desde entonces no puedo sacarte de mi mente. 

Desde entonces me pongo algo rojo, para llamar tu atención, primero; para que me diera valor y hablarte, después. Ahora lo hago por costumbre, no imagino salir de mi casa sin algo de ese color, no imagino un viaje en autobús sin tu silueta en el fondo. 

Me cansé de los intentos fútiles, así que mi último recurso es esta carta. 

Quisiera conocerte, quisiera que me miraras de nuevo y que me contaras sobre el libro que estás leyendo. 

La chica de la bufanda roja.

Participa en la iniciativa Correspondencia ajena


g: monat

Cita #08

16:40
We are told to remember the idea, not the man, because a man can fail. He can be caught. He can be killed and forgotten. But for hundred years later an idea can still change the world.
V for Vendetta.
g: sobrenatural

[Microcuento] Howl

19:10
Era cuando el silencio mataba al sonido que parecías recordar. Era brumoso y confuso, sin forma ni lógica y con un amargo sabor. Era entonces cuando corrías sin rumbo por el bosque, buscando desaparecer el ansia y llenar el vacío en tu estómago. Parecía que si corrías lo suficiente lograrías alcanzarla, podrías morder la memoria que te eludía, desgarrarla y tragarla. Recordar la vieja vivencia. Recordar que antes de lobo fuiste humano.



Este relato participa en la iniciativa 5 líneas de noviembre.



g: monat

Cita #07: Noviembre

8:15
La débil oscuridad del atardecer de esos días, ya cortos en esas fechas del año, envolvía suavemente las ramas de los árboles de la calle. En el aire por donde pasaba la gente flotaba ese ligero olor a naftalina  de los abrigos recién sacados de los armarios. También los cuellos de zorro azul o de piel falsa que llevaban las mujeres exhalaban el mismo olor embriagador. Los rostros de los transeúntes mostraban esa serenidad que da el convencimiento de hallarse en esta estación del año. Exclusiva de noviembre, era ésta una expresión filosófica que tal vez proceda de pensar que nos hallamos cerca espiritualmente de objetos tan familiares como una chimenea o un fogón. Y bajo el grosor de los abrigos sentimos que nuestros cuerpos leves y libres de responsabilidades de la vida cotidiana, como si fueran corchos secos.

Los años verdes, Yukio Mishima. 
r: premios y menciones

[Premio] Dardos y Liebster Award

9:11
Hace un tiempo, Gritos ahogados me dio dos premios (¡muchas gracias!). El premio Dardos y el Liebster Award. Y aunque en ambos premios tengo que nominar blogs, no lo haré por dos razones: ya lo he hecho antes el mi otro blog (Tardes de ocio) y no tengo tanto tiempo para ir dejando enlaces.


En el caso de Dardos, hay que incluir una frase que me haya marcado. 

La vida no es buena ni mala, simple y sencillamente es maravillosa.

Y ahora sí, pasemos a las preguntas del Liebster Award.




1. ¿Cuál es tu libro y autor favorito? ¿Por qué?


Demian de Hermann Hesse, porque fue el primero que me hizo pensar seriamente al leer.

2. ¿Por qué decidiste crear un blog?

Porque estaba de ociosa y no sabía qué hacer con los microcuentos que escribo en tuiter.

3. A menudo hacen adaptaciones cinematográficas de libros. ¿Qué libros has leído que han pasado a la gran pantalla? ¿Te gustaron o decepcionaron?

Muchos, empezando con El señor de los anillos, cuya adaptación me dejó muy satisfecha y es de mis películas favoritas. Harry Potter es otro caso, pero aquí tengo sentimientos encontrados, pues tuvieron grandes aciertos y terribles errores. Otro más reciente serían Los juegos del hambre, en donde la adaptación está muy bien hecha y en muchos aspectos me parece que la película está superando al libro. Caso análogo a El código Da Vinci, en donde por una sola escena, me parece que la película es mejor. Las mil y un versiones de Drácula, en donde sigo sin entender por qué siempre ponen al pobre enamorado si él lo que quería era comer. 

Hay muchos más, así que hasta aquí lo dejo, pero no quiero dejar de mencionar los mangas y animes, que al igual que las películas hay de todo.

4. ¿Qué hace tu blog diferente a los demás?

Pues en el concepto original quería hablar mucho sobre tropos y clichés, además de tocar un poco el trato que se les da a los personajes femeninos, y aunque comencé a escribir algunas entradas, no he tenido suficiente tiempo para continuar, y creo que eso sería lo que haría diferente al blog.

5. Según tu opinión: ¿qué es lo esencial que tiene que tener una novela para tener éxito?

Buena mercadotecnia. Hay miles de ejemplos de ello.

6. ¿Qué género te gusta más?

Me gusta leer de todo, pero definitivamente ciencia ficción y fantasía.

7. ¿Con qué personaje ficticio te gustaría tener una relación de amistad? ¿Y amorosa?

Con muchos, así que sólo mencionaré a los primeros que vengan a mi mente.

Me gustaría ser amiga de Peeta, para que horneara mucho pan y galletitas y cosas ricas y me alimentara.

La amorosa es un poco más difícil, porque usualmente yo quiero ser los personajes que me gustan, no estar con ellos xD Pero supongo que como toda niña que creció con Harry Potter, pues con Harry.


8. ¿Cuál fue el final de un libro que más te sorprendió o decepcionó?

Decepcionar: Harry Potter.
Sorprender: Cualquiera de la saga de Fundación de Asimov. 

9. Di un libro que te hayas leído más de una vez.

Mujercitas de Luisa May Alcott.

10. ¿Cual es tu libro favorito de la infancia?

Ídem.

11. ¿Cual es tu lugar preferido donde leer?

Mi camita.
g: cuentos de café y té

[Cuento] Té negro

19:22
Toda la culpa es del café que me recuerda tu sabor...
-Fito y Fitipaldis.

El café con crema era para los días lluviosos y el que tenía leche deslactosada para las mañanas después de las fiestas. Cuando hacías café de olla eran los fines de semana, pero sólo si el piloncillo era de tu pueblo, porque según decías, el de la ciudad era pura azúcar y no tenía nada de sabor.

El capuchino lo preparabas los viernes, era tu forma de festejar el fin de la semana. Los lunes era inevitable el expresso y el resto de la semana lo alternabas con americanos y café con canela. Los sábados te rodeaba el humo del café y del cigarro. Habías dejado de fumar hacía mucho, pero no podías abandonar el viejo hábito de acompañar el café negro con un pitillo.

Recuerdo que las bebidas frías de café no te gustaban. Decías que éso no era café. Y nunca tomabas descafeinado ni instantáneo, era poco menos que un insulto para ti.

Me encantaba tu café, sabías prepararlo justo como me gustaba. Sabías si debía llevar o no azúcar, conocías la cantidad exacta de leche y el tiempo preciso que debías dejarlo al fuego.

No he vuelto a tomar café. Ha dejado de gustarme. Nadie puede hacerlo como tú, ni siquiera yo puedo prepararlo como me gusta. Me convertiste en una persona inútil en lo que respecta al café y aunque lo amaba, ahora me parece la cosa más insoportable.

Señorita, ¿me trae un té negro con leche descremada y sin azúcar?

Tuve que comenzar a tomar té.


Este relato participa en Escucha mi historia




g: mitología

[Microcuento] Sobre la utilización de las almas

19:19
Todo empezó de la manera habitual: cumplir un deseo a cambio de su alma. No había muchas variaciones en los negocios entre hombres y demonios; siempre eran los mismos, pero con distintos nombres. La única interrogante era para qué quería su alma un ente capaz de garantizar cualquier deseo. ¿Prepararía un banquete con ella? ¿Sería para formar un ejército o por el placer del coleccionista? Lo supo en el Inframundo, que era más chico de lo que le había contado el demonio.



Este relato participa en la iniciativa 5 líneas de octubre.




r: 5 líneas

[Microcuento] Las piedras

16:25
Varias mesas los separaban, ella estaba en el centro del bar y él no había tenido el valor para acercarse. No dejaba de mirarla y cuando ella se percató de su presencia, le sonrió. No lo pensó más y se sentó con ella. De inmediato supo lo que pasaría después: hablarían de nuevo, comenzarían a salir y volverían a hacer los mismos errores. Tropezarían con las mismas piedras una y otra vez, como chiquillos inmaduros incapaces de aprender la lección. Y sin embargo, en ese momento, nada importó.


Este relato participa en la iniciativa 5 líneas de septiembre.




g: ciencia

[Microcuento] Mininos

16:04


El gato mató al ratón que se comió mi lengua, pero no la pudo recuperar.

 § ¤ § ¤ § 


¿Qué sería del Inframundo si Hades prefiriera los gatos a los perros?


§ ¤ § ¤ § 


Después de que los gatos se volvieron zombies, Schrödinger dejó la ciencia.


§ ¤ § ¤ § 


El gato negro murió de hambre, la última bruja del pueblo había sido quemada.

r: 5 líneas

[Microcuento] La enfermedad

15:27
El primer signo de la enfermedad fue la caída de cabello. “Nuestra familia es de hombres calvos”, había dicho sin más preocupaciones. Siguieron las articulaciones atrofiadas y la piel seca como madera, pero fue hasta que no pudo salir de la cama que llamó al médico. Fue inútil, no hubo diagnóstico y ya nadie se acercaba por miedo al contagio. Se quedó solo, ramas crecían en su cabeza y hojas brotaban de sus brazos. “Un árbol”, susurró y nunca volvió a hablar.


Este relato participa en la iniciativa 5 líneas de agosto.


Foto tomada de aquí.
t: microcuentos

[Microcuento] Crisis

18:44


Gastaba fortunas en joyas y pieles, pero no podía desperdiciar ni una gota de café. Después de todo, estaban en crisis.

§ ¤ § ¤ § 


Te habías vuelto un insensible, en tiempos de crisis hasta ahorrar emociones era bueno.
g: horror

[Cuento] El banquete.

14:47

Caminó buscando la comida de hoy. Era temprano y el mercado estaba vacío, aún no llegaban los productos del día. Hizo una mueca de molestia, tendría poco tiempo para preparar la comida con sus suegros. Habrían de conformarse con lo que fuera que encontrara. Y pensar que había planeado todo un banquete con carne suave bañada en leche.

Giró en el siguiente pasillo y vio al vendedor aproximarse, empujaba un carro lleno de carne fresca. Los acababan de matar. Eligió dos cabezas grandes, rubias y con ojos azules, eran algo desabridas, pero nada que una salsa no arreglara. Observó la sangre que comenzó a correr por el piso y pagó por ambas cabezas.

—Esos pinches guëros sangran reteharto. Sangran y sangran y ensucian todo. Y luego yo soy el que tiene que limpiar —se quejó el vendedor—. Nada como los chinos, ésos coagulan bien rápido y tienen más sabor.
r

Campañas e iniciativas en las que participa el blog.

14:31
Aquí están reunidas las campañas en las que el blog participa, para saber más sobre ellas, basta con hacer clic sobre la imagen.

Dear Diary.

Es un proyecto en donde cada dos semanas se dan ciertas características de un personaje y hay que escribir una página de su diario.



Correspondencia Ajena.

Se trata de escribir una carta, de determinado remitente a un cierto receptor.

 photo Sintiacutetulo_zpscae9c4ca.png

Cinco líneas.

Cada mes se dan tres palabras, con las que hay que escribir un microcuento de cinco líneas.



r: premios y menciones

[Menciones] #RetoCuento

11:24
Hace unos días, se llevó a cabo el evento #RetoCuento en twitter. Este evento se llevó a cabo dentro de la Feria Internacional del Libro de la UABC, había que hacer minicuentos sobre ciertos temas y tuitearlos con el hashtag #RetoCuento.

Hubo más de 600 minicuentos participando y los organizadores del evento hicieron una selección de ellos. La Bitácora participó y fue mencionada un par de veces en esta selección.




Para ver el recuento completo del evento y la selección de todos los textos, pasen por acá:

r: premios y menciones

Concurso de Haiku del Museo del Palacio de Bellas Artes.

22:49

Hace un tiempo, el Museo del Palacio de Bellas Artes organizó un concurso de haiku. Escribí muchos y uno de ellos resultó ganador. Honestamente, no creí que fuera a ganar ése, había unos que me gustaban mucho más. Pero como siempre, uno nunca sabe qué es lo que más va a gustar.

Estoy muy orgullosa de ello y tenía que dejar constancia de esto por aquí.

g: mitología

[Cuento] Adelfos

15:09
Hades observaba a Zeus con atención, lo analizaba y estudiaba cada uno de sus movimientos. Zeus había sentido la pesada mirada de Hades y supo que lo estaba midiendo, que trataba de saber si era lo suficientemente bueno para ser el Rey de los Dioses.

Sintió una ira creciente hacia su hermano mayor, ¿acaso dudaba de él, de sus capacidades? Tal vez le tenía envidia, después de todo reinaría desde el Olimpo, con el cielo sobre él y la tierra a sus pies, y Hades lo único que tendría sería la compañía de ninfas grises y ríos de muertos. Hizo un gesto para que Hades dejara de verlo y enfrentó su furibunda mirada con la de él, pero Hades no retrocedió y lo miró con más intensidad.

—Deja eso —se quejó Zeus.

—Dejar qué —dijo Hades.

—Deja de verme.

—Ah, eso.

—Sí, eso.

Se mantuvieron en silencio unos momentos, observándose. Hasta que Hades habló.

—No. —Fue la tajante respuesta.

Zeus estuvo a punto de lanzarle uno de sus rayos y terminar con eso. Harto de toda la situación, se dirigió hacia el mapa de la tierra que tenía en la mesa más grande del salón y jugó con las piezas que representaban los reinos de los hombres. Hades no se perdió ni uno de sus movimientos.

—¿No deberías de estar en tus nuevos dominios supervisando y poniendo orden? —dijo Zeus.

—Todos están muertos allá abajo, no veo la prisa.

—¿Estás seguro que no deberías irte ya?

—¿Me estás echando? ¿Es esta la hospitalidad y el respeto que le muestras a tu hermano mayor?

—Tú empezaste, eres un insolente con tu Rey —dijo Zeus remarcando la última palabra.

—No —dijo Hadescon tranquilidad, y si seguía así de calmado Zeus no tardaría en arrojarlo por el borde del Olimpo—, soy alguien que se preocupa por su hermanito —dijo con tanta seriedad que Zeus pensó que se burlaba de él.

Hades caminó hacia una de las mesas y cogió la jarra con tallados de la guerra contra los titanes. Sonrió, estaba llena de néctar, lo olió antes de servir un par de copas y le extendió una a Zeus.

—Sé que no te va a gustar lo que voy a decir, pero aun así lo haré —dijo Hades antes de darle un sorbo a su copa—. No estás listo para ser el Rey de los Dioses, eres demasiado amable todavía. Eres el dios más amable que he conocido y cuando gobiernes sobre todos, las decisiones que tengas que tomar terminarán con esa amabilidad. Cuando eso pase, nunca volveré a ver a mi hermano menor, porque él se habrá ido, y sólo quedará mi Rey. —Hizo una pausa antes de continuar—. Si pudiera, haría un trato con las moiras para ocupar tu lugar, porque mandar sobre todos los dioses te destruirá por completo, y será más duro que gobernar sobre un reino de muertos.

Zeus miró a Hades sin creer lo que el otro le decía.

—Yo, no pensé, no creí que…

—Seguro creías que estaba celoso de que ahora tú fueras el Rey de los Dioses y yo sólo el Rey de los muertos, ¿no es así? —dijo Hades con su voz suave.

Zeus se avergonzó al verse descubierto y bajó la mirada.

—Aún eres un niño. Un niño malcriado, ingenuo y amable —dijo Hades y fue hacia la terraza, la vista de la tierra era espléndida desde ahí—. Ven —le dijo a Zeus y le hizo una seña. Y Zeus avanzó hacia su hermano sin dudar—. La vista es preciosa desde aquí, si he de ser sincero, eso sí lo envidio un poco.

—No te quejes tanto, allá abajo están los Elíseos. Seguro que son tan bellos como los reinos de los hombres.

—Probablemente, pero no tan interesantes.

Ambos guardaron silencio y se dedicaron a ver a Helio dirigiendo su carro hacia el horizonte; Selene no tardaría en aparecer y los hombres pronto encenderían el fuego que Prometeo robó.

—Te voy a extrañar, hermano —dijo Zeus.

Hades lo miró y no pudo evitar revolver su cabello.

—Sabes que siempre me puedes ir a visitar o también puedes ordenar que venga a verte. Después de todo, eres el Rey.

—El Rey —susurró Zeus.

—¿Sabes? Al menos los muertos no me darán tantos problemas como tú.

—¿Alguna vez vas a dejar de ser un insolente con el Rey?

—Déjame pensarlo —dijo Hades y fingió una pose reflexiva—. No, no lo veo posible. —Sonrió y se acabó el néctar de su copa. Zeus lo veía divertido y bebía su propia copa.

Mientras Hades siguiera tratándolo así, habría una parte suya que no se corrompería por completo. Siempre guardaría un poco de su amabilidad, aunque fuera solo para Hades.

Páginas vistas en total